Home News Enfermedades comunes de los ojos en perros y cómo detectarlas

Enfermedades comunes de los ojos en perros y cómo detectarlas

15
0


Para conseguir lograr el mejor resultado una vez notamos indicios que pueden hacernos presagiar que nuestro peludo tiene algunas de estas enfermedades, debemos confiar nuestras necesidades en una clínica de oftalmología veterinaria que pueda ayudarnos a cubrir con todas nuestras necesidades al respecto.

Cuáles son las enfermedades más comunes en los ojos de los perros

Las enfermedades oculares en perros pueden variar desde condiciones leves hasta situaciones que requieren atención veterinaria inmediata. Algunas de las más comunes incluyen:

Conjuntivitis: La inflamación de la membrana que cubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo, que puede ser causada por alergias, infecciones, cuerpos extraños, o enfermedades subyacentes.

Cataratas: Opacidad en el cristalino del ojo, que puede llevar a una disminución de la visión y, eventualmente, a la ceguera si no se trata. Las cataratas suelen estar relacionadas con la edad, pero también pueden ser congénitas o causadas por enfermedades como la diabetes.

Glaucoma: Un aumento de la presión intraocular que puede dañar el nervio óptico y resultar en pérdida de visión o ceguera. Esta condición puede ser aguda o crónica y requiere atención veterinaria urgente.

Úlceras corneales: Erosiones en la superficie de la córnea que pueden ser causadas por traumatismos, infecciones, o anomalías en la lágrima. Son dolorosas y pueden llevar a complicaciones graves si no se tratan.

Queratoconjuntivitis seca: Un tipo de enfermedad en la que se produce una reducción en la cantidad o calidad de las lágrimas, lo que lleva a ojos secos, irritación y posibles infecciones o daños en la córnea.

Conjuntivitis en perros

Cómo podemos detectarlas

La detección temprana es fundamental para el tratamiento efectivo de las enfermedades oculares en perros. Algunas señales de advertencia que los propietarios deben buscar incluyen todas las señales que te vamos a contar a continuación.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no siempre todas ellas se producen o, al menos, no lo hacen de manera exagerada. Por lo que es importante prestar atención a cualquier señal, incluso las que no se encuentran comprendidas en el siguiente listado:

Enrojecimiento o inflamación de los ojos o párpados.

Secreción excesiva, que puede ser clara, mucosa o purulenta.

Frotamiento o rascado de los ojos con las patas o contra superficies.

Parpadeo excesivo, cerrar los ojos con frecuencia o aparente incomodidad a la luz.

Cambio en el color o la claridad del ojo, como opacidad o áreas nubladas.

Cambios en el comportamiento, como un aumento de la reclusión o disminución de la actividad, que pueden indicar malestar o dolor.

Ante cualquiera de estos síntomas, ya sean estos o cualquier otro, es crucial consultar a un veterinario especializado en oftalmología para una evaluación detallada y diagnóstico.

La prevención, la clave

La prevención juega un papel crucial en la salud ocular de los perros. Algunas medidas preventivas incluyen:

Revisiones veterinarias regulares que incluyan exámenes oculares.

Mantenimiento de una higiene adecuada, limpiando los ojos de tu perro con suavidad y productos recomendados por veterinarios.

Protección de los ojos de tu perro de irritantes como el polvo, el viento y la vegetación durante actividades al aire libre.

Alimentación balanceada que promueva la salud general y, por ende, la salud ocular.

Las enfermedades oculares en perros son variadas y pueden tener un impacto significativo en su calidad de vida. Reconocer los signos tempranos y buscar atención veterinaria son pasos esenciales para abordar estas condiciones de manera efectiva. La prevención mediante cuidados adecuados y revisiones regulares es fundamental para mantener la salud ocular de nuestros compañeros caninos.



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here